Recientemente durante presentación, vía online, desarrollada por la organización “Una Mano Amiga Tributaria”, la Lcda. Susana Apóstol, Contador Público Colegiado, especialista en Derecho Tributario y representante de ALS Consultoría y Capacitación participó con la ponencia: Contabilidad y defensa al contribuyente ¿Fortaleza o debilidad?, desde donde destacó interesantes aspectos sobre la necesidad del adecuado manejo contable y sus incidencias en las fiscalizaciones tributarias a las entidades: 

El correcto y adecuado manejo de la contabilidad en las entidades representa, entre otras cosas, flujo de información valiosa y determinante en la relación tributaria establecida entre los sujetos pasivos y activos, por lo que la organización contable constituye una pieza fundamental para la defensa del contribuyente, y es que existen Bases Legales en Venezuela que así lo evidencian, tales como el Código Orgánico Tributario que establece en su Artículo 155 como un deber a ser cumplido por los contribuyentes en caso de fiscalización o investigación fiscal: “Llevar en forma debida y oportuna los libros y registros especiales, conforme a las normas legales y los principios de contabilidad generalmente aceptados, referentes a actividades y operaciones que se vinculen a la tributación y mantenerlos en el domicilio o establecimiento del contribuyente y responsable”.

“No olvidemos que, sobre las actas de requerimientos de cualquier procedimiento de control por parte de la Administración Tributaria, los libros de contabilidad son ‘protagonistas obligados’ en este proceso. La administración tributaria hace de ellos (libros contables) un mecanismo de prueba que puede inculpar o no al contribuyente”.

Asimismo, el manejo de los libros contables contempla cumplir con una serie de requisitos formales, tales como: No presentar tachaduras ni enmendaduras, no suprimir folios que se encuentren debidamente sellados por el registro mercantil, especialmente el libro diario, inventarios y balances; este último debe expresar un inventario de bienes y obligaciones que incluya la situación patrimonial afectada como es debido por el resultado del periodo.

La contabilidad se posiciona como protagonista en el proceso de defensa del contribuyente

La práctica de la contabilidad transciende a la teoría del cargo y el abono y la inalterable fórmula patrimonial, implica además un complejo y profundo mundo de conocimientos, como lo es la materia tributaria, la laboral, entre otros.

La formalidad en el establecimiento de los sistemas contables permite a la sociedad económica y a los usuarios de dicha información otorgar el atributo de razonable y fiable, sustentando la estructura contable sobre los denominados Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados (PCGA), en Venezuela se identifican como VEN-NIF  GE o VEN-NIF PYMES, según lo establece el  Boletín de Aplicación BA VEN-NIF N° 8 Versión N° 7 Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados en Venezuela (VEN-NIF), donde se identifica los pronunciamientos que los conforman.

Los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados en Venezuela (VEN-NIF) deben ser aplicados por todas las entidades que preparen sus estados financieros para usuarios externos o requeridos por cualquier disposición legal venezolana, a menos que se identifiquen con claridad requerimientos especiales.

Se puede afirmar que es una fortaleza aplicar los PCGA en Venezuela conocidos como VEN NIF al constituir un cuerpo estructurado de normas contables, que contribuyen no solo al reconocimiento de los resultados, de la situación patrimonial y los flujos de efectivo de una entidad  para la toma de decisiones, sino que respaldan la gestión de reconocimiento, medición y revelación de elementos que son fundamentales para el cumplimiento de las obligaciones tributarias y para la defensa adecuada del contribuyente.

Este proceso no inicia con la fiscalización o investigación fiscal, sino que se construye cada día y puede llegar a ser tan relevante como lo es cualquier otro elemento que incida en la posibilidad de mantener una entidad como “Negocio en marcha”.

Nuestra experiencia nos permite recomendarle

  • Si la contabilidad es protagonista no la trate como extra, ubíquela en su justo lugar.
  • Conozca la entidad, la necesidad de diferenciar elementos como: costos, ingresos, gastos, mecanismo de reconocimiento y valoración marca la diferencia en la estructura del sistema de protección patrimonial
  • Instrumente un sistema Contable- Administrativo, que permita disminuir la repetición de tareas para centrarse en lo importante.
  • Comunique la información a la gerencia de la forma más clara posible para construir aliados de cumplimiento.
  • Formalice las políticas, las normas y procedimientos vinculados con el tema contable, tributario y todo lo que le afecta.

“Evalúe si en la entidad que representas la contabilidad es ‘una debilidad o una fortaleza’ en los procesos de defensa al contribuyente”

Hazte las siguientes interrogantes:

¿La estructura del sistema administrativo está de acuerdo al tipo de empresa?

¿Existe integración de los equipos de trabajo y de la información manejada?

¿Se aplican los PCGA en Venezuela VEN-NIF?

¿Existe acceso a equipos multidisciplinarios (cuando sea requerido) con identificación plena de los elementos constitutivos de cada tipo de tributo evaluado?

¿Se realiza Conciliación estructurada Contabilidad – Tributo?

¿Se ejecutan reuniones claves con el equipo de defensa, de ser el caso, o de asesores?

¿La estructura de los expedientes está validada conforme a la pertinencia de la prueba y su validez probatoria (cuando ya está en el proceso de defensa)?

Resaltó que ante cualquier duda, “consulte a su asesor tributario”, a la vez que recordó sus coordenadas para cualquier guía u orientación, a través del portal www.alsconsutoria.com y redes sociales: Instagram  @alscontigo / Twitter  @AlsCyc  / Facebook  Als Consultoria y Capacitación S.C. Contacto telefónico 0424 2104178.

Prensa ALS Consultoría y Capacitación

Dejar un comentario